Joyas silenciosas que dibujan en la piel pequeños espacios de quietud. A la vez, contienen enmarcadas partes del cuerpo en singular interacción: el individuo es la joya. ¿Quién lleva a quién?